martes, 11 de febrero de 2014

LA ORTIGA Y SUS BONDADES

Esta planta posee muchas y variadas propiedades, siendo además una fuente importante de vitaminas y minerales. Los productos capilares basados en la ortiga previenen la caída del cabello, fortaleciéndolo y regulando el exceso de sebo.
La ortiga es una de las plantas que más aparece como ingrediente en diferentes productos capilares. La razón son sus enormes y variados beneficios para la salud general del cabello, estando especialmente indicada para cabellos débiles, con tendencia a la caída, o grasos, regulando el exceso de sebo y ayudando a combatir la caspa. Además, regenera el cuero cabelludo y restaura los cabellos quebradizos.

Componentes

La ortiga contiene grandes cantidades de vitaminas, entre las que encontramos la vitamina B1, В12, B5 (ácido pantoténico), C, D y Е. En cuanto a minerales, es muy rica en hierro, calcio, sílice, azufre, potasio y manganeso. También contiene una gran cantidad de ácidos orgánicos (caféico, clorogénico, gálico, fórmico, ascórbico, acético), así como acetilcolina, histamina, fitonicidas, clorofila, taninos, porfirinas, flavonoides, saponinas, etc.

Beneficios

Son muchos los beneficios de la ortiga al organismo en general, pero nos centraremos en los que afectan principalmente al cabello.
Como ya hemos mencionado anteriormente, las principales cualidades de la ortiga en la salud del cabello son las siguientes:
➔ Anticaída: un uso frecuente de extracto de ortiga contribuye a detener la caída del cabello, ya que facilita el aumento de la circulación sanguínea en el cuero cabelludo gracias a sus propiedades estimulantes y regeneradoras. De este modo, tonifica y fortalece la fibra capilar, y consigue una profunda limpieza que oxigena el bulbo capilar. Los productos capilares con extracto de ortiga para prevenir la caída del cabello suelen presentarse principalmente como ampollas, lociones capilares o champús.
➔ Cabellos débiles: del mismo modo que sirve para detener la caída del cabello, la ortiga también ofrece una solución para los cabellos débiles. Sus propiedades penetran en la cutícula del cabello y lo hidratan en profundidad, formando a su vez un film protector que la fortalece, dándole más cuerpo y brillo. De este modo, estimula el crecimiento capilar activando la circulación y combatiendo la falta de volumen. Como en el anterior caso, también los podemos encontrar en forma de enjuague o champús.
➔ Cabellos grasos: regula y equilibra el exceso de sebo y ayuda a combatir la caspa gracias a sus propiedades antisépticas y antioxidantes. Mejora el aspecto deslucido que presentan los cabellos grasos, además de tonificar la estructura capilar. Podemos encontrar en el mercado un gran surtido de champús con extractos de ortigas indicados para tratar el cabello graso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Badge